919057660  o  TE LLAMAMOS GRATIS

InicioEnfermedades y tratamientos¿Qué es la migraña? Diferencias con el dolor de cabeza

¿Qué es la migraña? Diferencias con el dolor de cabeza

-

Cuando padecemos migraña nos duele la cabeza; sin embargo, debemos saber que no se trata de un dolor de cabeza común, sino de uno mucho más grave. Esta entrada está dirigida a que aprendamos a reconocer y tratar esta molesta patología.

¿Qué es la migraña?

La migraña, también conocida como jaqueca, consiste en un desorden neurológico. También podemos decir que es un tipo de dolor de cabeza que tiene lugar por una actividad cerebral anormal. Esta patología se encuentra entre las más incapacitantes y puede producirnos náuseas y vómitos y volvernos sensibles a la luz y al sonido, entre otros problemas que acarrea.

El principal síntoma de este desorden es un dolor de cabeza intenso. En ocasiones, es posible que experimentemos este dolor en un solo lado de la cabeza. Hay varias clasificaciones para la migraña, dependiendo de la frecuencia con la que se presenta o si se da sin aura o con aura.

Tipologías de migraña

- Episódica: Dura hasta 9 días al mes (poco frecuente) o entre 10 y 14 días al mes (muy frecuente).

- Crónica: La sufrimos durante 15 días o más del mes.

- Migraña sin aura: Es la más común y se caracteriza porque nos da un fuerte dolor de cabeza. Este dolor puede ser pulsátil, como si siguiera el ritmo de los latidos del corazón. También podemos experimentar dolor en el cuello o la mandíbula. Provoca los demás síntomas que mencionamos (intolerancia a las luces, sonidos, vómitos...).

- Migraña con aura: Lo que diferencia a esta migraña es que también afecta a los sentidos (vista, tacto...) o al lenguaje. Si la sufrimos, podemos experimentar destellos luminosos en la vista; hormigueos en las extremidades, la boca o la lengua; dificultad para hablar o entender lo que nos dicen, etc. En los casos menos frecuentes podríamos sufrir la parálisis motora de un lado del cuerpo o una alteración de consciencia. Estas migrañas son menos comunes.

- Migraña menstrual: Es otro tipo, asociado al desbalance hormonal que acompaña a la menstruación (caída de los estrógenos).

Por qué se produce

No sabemos a ciencia cierta qué es lo que provoca esta anomalía cerebral. Pueden ser muchos los factores que desencadenan una migraña. La mayoría de los expertos la relacionan con el nervio trigémino. Este se encuentra en el cerebro y es el encargado de transmitir la sensibilidad a la cabeza. Cuando el tejido que recubre el cerebro (las meninges) se inflama, el nervio trigémino, que está conectado al tejido, transmite al cerebro la respuesta de dolor.

Puede sufrirla cualquier persona y a cualquier edad, aunque por lo general comienza entre los 10 y 30 años de edad (a veces desaparece después de los 50 años). Las mujeres son más propensas a padecer migraña.

Una de las teorías más aceptadas es que tiene asociado un fuerte componente genético hereditario. El 50 % de los afectados tiene antecedentes familiares que padecían migraña. También es disparada por los cambios hormonales (propios de la menstruación, la adolescencia... especialmente en las chicas).

Recomendamos evitar el estrés, la ansiedad y el alcohol, ya que parece ser que también contribuyen a empeorarla. Algunos cambios en la alimentación pueden ayudarnos contra la migraña. Si la padecemos deberíamos evitar las comidas con glutamato monosódico (GMS) y con tiramina (como los quesos). Otros productos que empeoran este trastorno son las carnes en conserva con nitratos, los edulcorantes artificiales o el chocolate.

Ayunar, dormir demasiado o no dormir suficientemente pueden provocar migraña. También hay otros factores que conviene tener en cuenta, como los cambios de estación, las luces fluorescentes o incluso la luz de la pantalla del ordenador.

Diferencias con el dolor de cabeza

Podemos afirmar que la migraña es un dolor de cabeza, pero no todos los dolores de cabeza son migraña; a continuación señalamos las diferencias.

Lugar donde lo sufrimos

El típico dolor de cabeza por tensión, estrés o posturas forzadas suele notarse entre las sienes. Por su parte, el de la migraña suele localizarse en un lado de la cabeza y es mucho más agudo y punzante. Sin olvidarnos de los síntomas asociados que hemos citado: náuseas, pérdida de visión, hormigueos, mareos...

Tiempo que dura

Un dolor de cabeza normal se pasa tras unas horas de reposo. La migraña, como mencionamos, puede sufrirse incluso entre 9 y 15 días (o más).

Respuesta a los analgésicos

Mientras que los analgésicos normales pueden aliviar un dolor de cabeza común, cuando se trata de migraña esos medicamentos no hacen efecto.

Incapacitación

Pese a ser molesto, un dolor de cabeza normal nos permite seguir con nuestros quehaceres del día. El de la migraña, por su parte, es tan intenso que nos obliga a dejar las actividades y reposar.

Los demás síntomas

La típica cefalea o dolor de cabeza leve no suele llevar asociados los demás problemas de la migraña: la sensibilidad a la luz y al ruido, el dolor de tipo pulsátil, las náuseas y los vómitos...

Cómo tratarla

Podemos hacer uso de ciertos analgésicos sin receta que están disponibles en cualquier farmacia. El ibuprofeno y el paracetamol suelen funcionar. Si el caso es grave, será el médico quien nos prescriba antiinflamatorios para bajar el dolor y antieméticos contra los vómitos o náuseas.

Dos medicamentos nuevos e incluidos en el Sistema Nacional de Salud que parecen estar funcionando muy bien son el erenumab (para pacientes que la sufren 8 o más días al mes) y el galcanezumab (para quienes la padecen 4 o más días al mes). Ambos tienen que estar prescritos por el médico, quien establecerá las dosis según la frecuencia de la migraña.

Otros remedios preventivos: consumir bastantes vitaminas, especialmente la B2; consumir suplementos de magnesio y coenzima Q; la terapia de retroalimentación eléctrica o biofeedback, para controlar la tensión muscular y la temperatura; y la hipnoterapia.

Conclusión

También se han demostrado como efectivos el estilo de vida saludable (el ejercicio moderado, una dieta equilibrada y la meditación) y la psicoterapia. Si tenemos un enfoque positivo ante la vida y nos alejamos del estrés, podemos reducir los episodios de migraña. Si nos lo tomamos con calma y nos dejamos guiar por el médico, lograremos llevar una vida normal.

Rate this post

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí