Las siglas DIU representan a los dispositivos intrauterinos, que son métodos de anticoncepción reversibles y con ventajas que los hacen ampliamente utilizados en el mundo. Nos proporcionan un alto margen de seguridad en cuanto a eventos adversos y su eficacia para evitar el embarazo es elevada, del 99 %.

¿Qué es un DIU?

Un dispositivo intrauterino es un producto sanitario que ubicamos dentro del útero para impedir el embarazo. Se trata de un método anticonceptivo de barrera, aunque puede combinar la acción hormonal, dependiendo del tipo del que se trate.

Lo colocamos y retiramos a través del cuello uterino, procedimiento que debe ser realizado exclusivamente por un médico especialista en ginecología. Es preferible colocarlo durante los primeros 12 días del ciclo menstrual. El dispositivo también debe contar con la conformidad CE en el marcado.

Tipos de DIU 

Aunque existen diversos diseños, en general encontramos que la mayoría de los dispositivos intrauterinos están hechos de plástico y tienen forma de "T". Los brazos horizontales ayudan a mantenerlos dentro del útero y cerca del fondo.

El mecanismo de acción general de todos estos tipos de dispositivo es estimular una reacción de cuerpo extraño dentro del útero. Con esto logramos que se liberen prostaglandinas y leucocitos, con lo que se dificulta la movilización de los gametos. Al no coincidir los óvulos con los espermatozoides, se impide la fecundación.

Cada tipo de dispositivo tiene efectos adicionales relacionados con su composición. Los clasificamos en inertes, los que contienen cobre, y hormonales, que contienen una hormona.

Dispositivo no hormonal de cobre

Estos productos son bastante resistentes a la corrosión, duran hasta 10 años y el inicio de su efecto es inmediato, por lo que son los que más utilizamos. El cobre se coloca como un alambre enrollado, en mangas o en collarines. Algunos contienen un núcleo de oro o de plata que impide que se fragmenten. El número que aparece en el nombre de todos nos indica el área de cobre en milímetros cuadrados que posee.

Este dispositivo funciona mediante la liberación de iones de cobre, que tienen efecto tóxico para los espermatozoides. Además de este efecto espermicida, ejerce una acción mecánica, bloqueando el paso hacia el óvulo con los brazos de la "T".

Dispositivo hormonal

Este dispositivo también es de plástico y con la misma forma, pero no tiene metal alguno. Su mecanismo para producir el efecto anticonceptivo es liberar la hormona llamada levonorgestrel, por lo que tarda unos 7 días en empezar a actuar. La hormona desaparece después de un tiempo, por lo que debemos reemplazarlo en un lapso de 3 a 5 años.

La hormona genera, además, un adelgazamiento del revestimiento interno del útero que recibe el óvulo fecundado. Este endometrio no preparado para la nidación es un medio hostil. Además, la hormona hace que el moco del cuello uterino sea más espeso, impidiendo el paso de los espermatozoides. Por otra parte, tiene el mismo efecto mecánico de bloquear el paso de los espermatozoides, al ubicarse los extremos de los brazos en los orificios de las trompas de Falopio.

Ventajas y desventajas del dispositivo intrauterino 

A pesar de las evidentes ventajas de este método de contracepción, es importante que tengamos presentes dos cosas. La primera es que no es un mecanismo diseñado para generar abortos. La segunda es que no representa ninguna protección en contra de la transmisión de enfermedades venéreas.

Ventajas

Uno de los principales beneficios es que actúa independientemente de la voluntad de la mujer que lo lleva y que no necesita recordarlo a diario, como sucede con las píldoras anticonceptivas.

Estos dispositivos son de acción reversible, por lo que al retirarlos la fertilidad se recupera en su totalidad. Son de efecto permanente y de larga duración, aunque esta es diferente para cada tipo. Otra ventaja es que no interfieren con el acto sexual, como puede suceder con dispositivos que requieren una interrupción.

Desventajas

Una de las principales desventajas es que pueden causar un embarazo ectópico. Por otra parte, el riesgo de infección es elevado en dos casos. El primero es al insertarlo en la cavidad uterina, acto en el cual también tenemos el riesgo de perforar la víscera.

El segundo caso de infección puede presentarse por una enfermedad de transmisión sexual. En esta circunstancia, podemos ver que la presencia del dispositivo puede generar una rápida evolución hacia un cuadro de enfermedad inflamatoria pélvica, que representa una complicación.

Otra desventaja es que el de cobre hace que las menstruaciones sean más abundantes, lo que puede llevar a una anemia por déficit de hierro. Lo contario sucede con los hormonales. Por su parte, estos tienen efectos secundarios causados por la hormona, como cefaleas, cambios en el humor y en el nivel de la libido.

Cuándo es recomendable o no usarlos

La OMS ha determinado que en ciertas condiciones los dispositivos intrauterinos no están recomendados y no deberíamos colocarlos.

- Puerperio, por ser mayor la posibilidad de que el dispositivo sea expulsado.

- SIDA, a menos que exista terapia anti-retroviral.

- Aborto reciente.

Cavidad uterina con distorsión por anormalidad o presencia de fibromas.

- Enfermedad inflamatoria pélvica o infección por gonococo o clamidia activa.

Adicionalmente, colocaremos el dispositivo después de evaluar una serie de circunstancias de la pareja y de la mujer. Si los sangrados menstruales son abundantes, se preferirá colocar el hormonal, que tiende a mermar el flujo e incluso a eliminarlo.

Conclusión

Los DIU son métodos anticonceptivos de barrera ampliamente probados en cuanto a su efectividad y seguridad. Por ello están entre los que más utilizamos. Pueden ser hormonales y de cobre no hormonales y en ambos casos presentan ventajas frente a otros métodos de contracepción.

Como cualquier producto para uso íntimo, deben ser colocados y retirados por un especialista en la materia y según las condiciones de la pareja y de la mujer, elegiremos un determinado tipo. Por otra parte, la OMS ha establecido una serie de circunstancias en las cuales no son recomendables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here