Los riesgos para la salud del teletrabajo no son tan conocidos como los que podemos tener en un puesto de trabajo tradicional en una empresa, pero es necesario tenerlos en cuenta para evitar que puedan afectar nuestro organismo de manera importante. Los expertos en riesgos laborales y prevención nos explican qué aspectos debemos tener en cuenta para trabajar desde casa y cuidar nuestra salud.

1. El espacio de trabajo

Un consejo esencial para poder teletrabajar desde casa y cuidar nuestra salud es escoger una habitación – o, al menos, un espacio – que tenga las mejores condiciones posibles. Es decir, con una buena ventilación, luz natural y tranquila. Es esencial que podamos abrir una ventana para poder renovar el ambiente después de estar horas trabajando

2. Muebles para evitar riesgos para la salud en el teletrabajo

Uno de los grandes retos de trabajar en casa es mantener una buena actitud postural. Si no contamos con el mobiliario adecuado que nos permita sentarnos bien y movernos sin problemas, es muy probable que tengamos problemas de espalda, rodilla, codo o muñeca. Por lo tanto, debemos tener una silla de oficina con altura adaptable y reclinable. Además, es importante que la regulemos para que la mesa nos quede unos centímetros por encima de la cintura.

Igualmente, la mesa tiene que ser bastante grande como para que quepa todo lo que necesitemos para trabajar. Su altura será suficiente para que tengamos la posibilidad de mover las piernas sin problemas.

3. Equipamiento del ordenador para la prevención de problemas de salud

Si decidimos trabajar desde casa, es probable que nos limitemos a coger el portátil que tenemos para uso doméstico y lo empleemos durante horas. La verdad es que no es la opción más recomendable, porque hace que cojamos una mala posición en la mesa.

Lo ideal es que contemos con un ordenador de mesa, con la pantalla situada de manera que nos quede a la altura de los ojos y no tengamos que bajar la cabeza para mirarla. De esta forma, evitaremos daños en las cervicales. Igualmente, necesitaremos un teclado externo y un ratón que podamos mover con el brazo extendido para evitar contracturas.

4. Cuidar la iluminación para evitar riesgos laborales

Trabajar durante horas ante una pantalla de ordenador tiene consecuencias muy negativas en la vista. Si queremos conservar nuestra salud ocular, debemos procurar la mejor iluminación en la zona de trabajo. Esto implica colocar una lámpara regulable en el lado izquierdo de la pantalla y tener cuidado de que quede siempre por debajo de la altura de los ojos. Además, la luz debe orientarse hacia el teclado para evitar reflejos que afecten a la vista.

5. Descanso y ejercicio

Cuando pensamos en los riesgos para la salud del teletrabajo, no debemos limitarnos a solucionar los elementos físicos que pueden acabar causándonos algún tipo de daño en el organismo. También es necesario tener en cuenta otros factores que pueden afectar a nuestro bienestar emocional y a la calidad de vida.

Para empezar, es indispensable que establezcamos pautas de descanso en la jornada de teletrabajo. Por mucho que estemos en casa, es necesario tener una rutina que nos ayude a sentirnos mejor.

Para empezar, tenemos que parar cada cierto tiempo para descansar la vista y la mente durante unos pocos minutos. Podemos aprovechar para hacer ejercicios de respiración abdominal que nos ayuden a relajarnos. También debemos incluir en la rutina la realización de ejercicios de estiramiento para cuidar los músculos más afectados por el trabajo diario. Zonas especialmente importantes a tener en cuenta son las lumbares, los codos, los hombros y las manos. De esta manera, evitaremos trastornos tan habituales como la tendinitis, que pueden llegar a condicionar la vida diaria.

6. Desconexión digital

Uno de los aspectos más importantes para asegurar nuestra estabilidad emocional y evitar que el trabajo en casa acabe dominando nuestra vida diaria continuamente es hacer valer nuestro derecho a la desconexión digital. Marcar un horario estricto de trabajo que asegure la disponibilidad y la posibilidad de contacto con nuestros jefes es obligatorio, pero cuando esta franja horaria se acabe cerraremos todas las aplicaciones para poder vivir tranquilamente.

7. La vitamina D

El teletrabajo implica pasar una gran cantidad de horas encerrados en casa. Por lo tanto, es difícil que tengamos la oportunidad de asimilar la cantidad suficiente de vitamina D para el bienestar de nuestro organismo.

Para evitar consecuencias negativas en la salud por este motivo, es indispensable que nos aseguremos de tomar el sol al menos 15 minutos al día. SI no tenemos balcón o jardín, siempre podemos asomarnos a la ventana.

Tener en cuenta todos los riesgos para la salud del teletrabajo permite tomar las precauciones necesarias para asegurar que la actividad diaria no tendrá consecuencias negativas en el día a día. Así, podremos tener la misma calidad de vida que trabajando en una empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here