El tratamiento para el colon irritable

hipertension en el embarazo

¿Qué es el colon irritable?

Antes de abordar el tratamiento del colon irritable, es necesario que conozcas algunos detalles. El colon irritable es una afección muy frecuente, especialmente en personas jóvenes, y es atendida por médicos especialistas, sobre todo los gastroenterólogos.

El colon irritable también conocido como el Síndrome del intestino irritable, colitis (nerviosa, mucosa, espástica) y enfermedad de intestino irritable. Y aunque no se considera una enfermedad propiamente dicha, ya que en ella se evidencian una serie de trastornos funcionales del intestino bastante frecuentes, si es muy recomendable contar con los adecuados seguros médicos a partir de que se comiencen a sentir síntomas digestivos propios del colon irritable. Es por ello que te propongo que no dudes en consultarnos al respecto.

Síntomas del colon irritable

Los síntomas de intestino irritable se caracterizan porque el enfermo se queja de episodios frecuentes y recurrentes de dolor abdominal (a tipo cólico, con retortijones) que se alivia o mejoran con la defecación y la expulsión de gases. Estas molestias abdominales se acompañan de trastornos dispépticos, con sensación de sentirse repleto o con el abdomen hinchado y distendido.

Cambios en el hábito intestinal, con alteraciones en la consistencia y frecuencia de las deposiciones. Los trastornos funcionales producen un gran deterioro de la calidad de vida, incluso superior al relacionado con otras dolencias orgánicas. No se puede pensar que el colon irritable es un trastorno psiquiátrico ni psicológico.

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

Al ser catalogada una entidad con hipersensibilidad visceral, provoca que aparezca malestar y dolor abdominal. Por otro lado, se acompaña de alteraciones motoras gastrointestinales que se comporta con cuadros alternados de estreñimiento y diarrea. Estas últimas suelen presentarse como heces blandas, semilíquidas o acuosas, con una frecuencia de 3 a 6 deposiciones diarias, emitidas con carácter de urgencia.

Con frecuencia, se manifiesta la necesidad de defecar al despertarse, después de cada ingesta de alimentos o ante situaciones de estrés, momentos en los que la actividad motora del colon es más intensa. No obstante, es excepcional que el enfermo se despierte por la noche con necesidad de evacuar. Se asocia en personas de edad avanzada la asociación entre colon irritable y la diverticulosis del colon.

Los síntomas de colon irritable en mujeres:

  1. Manifestaciones intestinales: Se manifiestan con iguales síntomas a los antes descritos. A estos se le suman las crisis más fuertes de ansiedad, depresión y miedos vinculados a los síntomas. En ocasiones hay sensación de acidez, dolor o quemazón en el esófago.
  2. Manifestaciones Extraintestinales: Además de las comorbilidades psiquiátricas antes mencionadas, se observan.
  • Dolor musculoesquelético generalizado (fibromialgia)
  • Cefalea
  • Dismenorrea: Períodos de dolor que aparecen con la menstruación.
  • Fatiga crónica
  • Urgencia miccional
  • Histeria crónica
Seguro médico Adeslas desde 14’5 €/mes

¿Cuáles son las causas de colon irritable?

Antes de enfocarnos en el tratamiento del colon irritable, es de vital importancia conocer el por qué sucede. De esta forma se puede actuar ante los agentes causantes de esta patología y ayudar de forma precoz en el tratamiento para el colon irritable. Para muchos esta entidad, es asociada dentro de sus causas con:

  1. Trastornos psicológicos: Contribuyen al deterioro de la calidad de vida del enfermo, influyendo en su sistema inmune al incidir en la percepción de la severidad de los síntomas.
  2. Causas orgánicas: Se pueden identificar algunas enfermedades orgánicas del tracto gastrointestinal, como causa de la aparición de la hipersensibilidad visceral y los trastornos de la motilidad gastrointestinal. En ellos se puede destacar la presencia de pequeñas inflamaciones intestinales, alteraciones de la serotonina, trastornos del control central, sobrecrecimiento bacteriano intestinal. También sensibilidad a ciertos alimentos, mala absorción de hidratos de carbono, alteraciones en la micro flora intestinal, aumento de la permeabilidad intestinal y citosinas proinflamatorias en la circulación sistémica.
  3. Causas funcionales
  4. Causas genéticas con interacción importante entre factores hereditarios y ambientales en la aparición del colon irritable.
  5. Causas infecciosas que desencadenan inflamaciones crónicas.
ASEFA: 15% descuento ¡Si contratas antes del 15 de noviembre!

¿Cuál es el tratamiento para el colon irritable?

Al ser una afección crónica y que acompaña al paciente a lo largo de toda su vida, unas veces con síntomas leves y otras veces con síntomas más agresivos. Es por tanto necesario, conocer el tratamiento para el colon irritable el cual se basa en los siguientes pilares:

  1. Tratamiento para el colon irritable general y preventivo: Garantizar que los síntomas que presenta el paciente, corresponden al colon irritable y no otra enfermedad orgánica.
  • Consejos dietéticos y cambios en el estilo de vida (Evitar el cigarro, alcohol, la cafeína, el chocolate, las comidas con picantes o condimentadas con sazones no naturales)
  • Realizar un diario de síntomas para identificar el tipo de alimento que pueda estar influyendo negativamente.
  1. Tratamiento farmacológico: Se indican fármacos con el objetivo de aliviar el dolor y los trastornos dispépticos. Los desequilibrios hidrominerales provocados por las diarreas deben de ser corregidos adecuadamente.
  • Para el alivio del dolor se emplean los antiespasmódicos y analgésicos generales como el paracetamol.
  • En los períodos de crisis diarreicas, se deben de evitar los alimentos que contengan azúcar.
  • En el período de constipación, los alimentos para el colon irritable más recomendados, son los ricos en fibras como las frutas y vegetales. También los probióticos.
  • La hinchazón y la distención abdominal pueden aliviarse con la restricción de determinados alimentos o en el horario del día en que los ingieras, tales como las leguminosas, garbanzos, col, pepino, refrescos con gas, legumbres, cebolla, apio, zanahoria, pasas, plátanos, ciruelas, galletas y panecillos.
  • Aumentar la ingesta de líquidos, sobre todo agua, a razón de 2 litros diarios como mínimo.

Tratamiento Psiquiátrico: Se emplean las terapias de ayuda grupal, cognitivo-conductuales o psicodinámicas, técnicas de relajación, meditación e hipnosis. Pero también se ayuda al cuadro clínico con la administración de antidepresivos tricíclicos.

También te puede interesar...

Tags:
,
No Comments

Post A Comment