Introducción

Cada vez estamos más concienciados de la importancia de llevar un estilo de vida saludable, en el que juega un papel principal la nutrición. Afortunadamente, desde los colegios ya nos ayudan a promover entre los pequeños una dieta saludable, recomendando comer alimentos que no tengan un alto contenido en azúcar.

A pesar de que esta sustancia es necesaria, un consumo excesivo puede afectar a distintos órganos y provocarte problemas de salud. En este artículo, te presentamos cuáles son los efectos del consumo de azúcar en el organismo y las ventajas de un estilo de vida sano.

Consumo de azúcar en la actualidad

El azúcar forma parte de los alimentos que te tomas con mayor placer. Por eso resulta tan importante que sepas cuál es su cantidad diaria recomendada, para consumirla con moderación y sin excesos.

Antes de nada, hay que hablar de la presencia del azúcar en el cuerpo en forma de glucosa. Esta es su fuente principal de energía, ya que se encarga de las funciones vitales como la respiración, la regulación de la temperatura y es la responsable de que se puedan producir los latidos en el corazón. Para que lo entiendas, es nuestra gasolina.

La glucosa es un azúcar simple de la sangre que se puede obtener a partir de los carbohidratos, que están presentes en frutas, arroces, dulces y harinas. Al comer, descomponemos los alimentos en otras sustancias que el organismo puede aprovechar. Los hidratos de carbono se transforman en glucosa y esta en glucógeno, que es la reserva energética que se almacena en el hígado.

Por desgracia, estamos demasiado habituados a consumir azúcar de forma indiscriminada, ya que muchas veces lo consumimos sin saberlo. La bollería industrial es el máximo estandarte, pero otros alimentos como las salchichas o algunas verduras congeladas también lo tienen.

Los zumos de frutas también poseen grandes cantidades de esta sustancia. ¿Lo sabías? Aunque puedan parecer bebidas naturales, en realidad se asemejan más a un refresco que a la propia fruta, por lo que están más lejos de una alimentación saludable de lo que podamos imaginar. Cuando el azúcar está muy procesado es tremendamente perjudicial para nuestra salud. 

Sin embargo, esto no quiere decir que no debas consumirlo, pues el organismo lo necesita. Lo que sí es importantes es que lo obtengas de fuentes naturales y no de productos industriales. En caso de ingerir estos últimos, su consumo se convierte en un factor de riesgo importante.

¿En qué instante se puede decir que estamos consumiendo azúcar en exceso?

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición indica que, para no consumir un exceso de azúcar diario, no se deben superar los 25 gramos.

Puedes pensar que esta cantidad es muy alta, pero en realidad no lo es porque, aunque creas que apenas consumes azúcar, los alimentos procesados lo contienen en grandes cantidades, superando en muchas ocasiones los límites aconsejados. Por este motivo, es necesario que te centres en llevar una dieta saludable, con una actividad física moderada y evitando el consumo de alimentos procesados.

Efectos del consumo de azúcar en el organismo

Un alto consumo de azúcar puede ser determinante para tu calidad y esperanza de vida. Si consumes este producto en exceso, puedes tener algunos de los siguientes problemas:

Aumento de peso

La consecuencia más visible de un gran consumo de azúcar es el aumento de peso. No puedes consumir grandes cantidades de esta sustancia y pretender tener un peso adecuado. Si no controlas este aumento de peso, es más probable que tengas obesidad.

Caries

Esta consecuencia puede no ser muy grave a priori, pero si, además, tienes una pobre higiene bucal, será más sencillo que crezcan bacterias en tu cavidad oral y que aparezca esta dolencia.

Colesterol e hipertensión 

El consumo descontrolado de esta sustancia provoca un aumento de la tensión arterial y un alto nivel de colesterol malo.

Diabetes 

Si consumes grandes cantidades de azúcar, el riesgo de padecer diabetes tipo 2 aumenta de manera exponencial.

Nerviosismo

Aunque parezca que solo la cafeína puede tener este efecto en el organismo, consumir azúcar provoca estrés, nerviosismo, ansiedad y dificulta la concentración.

Consecuencias del exceso de azúcar en sangre

Consumir hidratos de carbono es necesario para que el cuerpo esté activo, pero se debe hacer en cantidades adecuadas. A pesar de que consumir alimentos como la pizza, la pasta o los dulces sea delicioso, debes tener presente que eso aporta un exceso de glucosa en sangre, más conocido como hiperglucemia.

Esta hiperglucemia puede originar enfermedades como la diabetes tipo 2, en la que el páncreas produce insulina, pero las células se hacen resistentes. Así, no absorberás esa glucosa y sentirás fatiga.

Por otro lado, el exceso de azúcar torna la sangre ácida, por lo que provoca un funcionamiento anormal en los sistemas de tu organismo. Entre los síntomas derivados de esto podemos mencionar una infección muy conocida: la cetoacidosis.

Otras de las consecuencias que puede provocar el exceso de glucosa son:

- Se puede reducir la plasticidad del cerebro debido a la sangre ácida. Es decir, se ralentizan sus funciones y puede incluso llegar a provocar un estado de coma.

- Los riñones son los encargados de filtrar todo aquello que pueda causarnos algún perjuicio, por lo que estarán sobrecargados y se puede provocar un fallo renal si este sobreesfuerzo es repetitivo.

- Por otro lado, este proceso va a generar mucha sed y, como consecuencia, muchas ganas de orinar, lo que es uno de los signos más evidentes y representativos de que puedes estar sufriendo una hiperglucemia.

- De forma general, todos nuestros tejidos estarían en peligro, ya que un cuadro de hiperglucemia acelerará el proceso de oxidación normal celular.

- También hemos mencionado el nerviosismo y la irritabilidad. Estos problemas causarán un fuerte impacto emocional debido a la alteración del funcionamiento del cerebro.

Conclusión

Debes recordar que el organismo siempre busca el equilibrio, y que una alteración supone un claro atentado en contra de su bienestar. Por lo tanto, has de prestar atención a la nutrición, comer proporciones adecuadas y realizar ejercicio periódicamente. De este modo, evitando consumir demasiada azúcar a diario, gozarás de una vida más longeva y con más salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here