Los tipos de mascarillas que debemos usar para protegernos contra la COVID-19 son tres: las mascarillas quirúrgicas, las filtrantes y las mascarillas higiénicas o de barrera.

Desde el pasado 20 de mayo, el Ministerio de Sanidad decretó como obligatorio el uso de mascarillas a todos los ciudadanos mayores de seis años en espacios públicos cerrados o en lugares abiertos donde no se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad entre las personas.

El objetivo de este decreto es preservar la salud de la ciudadanía frente al nuevo virus que está atacando al mundo. Es muy importante que todas las personas cumplamos los reglamentos establecidos y nos solidaricemos con la realidad que estamos viviendo. El primer seguro de salud somos nosotros mismos.

Mascarillas higiénicas

El uso de las mascarillas higiénicas fue autorizado en el mes de abril por el Gobierno como medio de protección frente a la pandemia. Esta mascarilla se utiliza como protector y cubre la boca, nariz y mentón de miles de ciudadanos, a pesar de no considerarse un producto sanitario.

Este modelo de mascarillas está compuesto por un material textil con una o varias capas de grosor y se sujeta a la cabeza o a las orejas mediante un arnés. Puede ser de un solo uso o reutilizable, en este último caso el fabricante indicará las recomendaciones específicas de cada modelo. De cualquiera de las formas, se recomienda no utilizarla más de cuatro horas seguidas y sustituirla si se humedece.

Este modelo no es un equipo de protección personal, la mascarilla protege al resto de personas frente a un posible contagio por parte del que la porta, aunque su eficacia parece muy limitada o no está demostrada.

3 tipos de mascarillas higiénicas

Las mascarillas higiénicas son de tres tipos, dependiendo de la normativa o especificación que hayan seguido.

- Mascarillas que cumplen la especificación europea UNE 0064 – 0065. Reutilizables y de un solo uso.

- Mascarillas que se someten a ensayos técnicos y no pasan las especificaciones de la UNE.

- Mascarillas que no se someten a ensayos.

Mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas se usan en centros sanitarios para evitar el contacto del personal con sustancias peligrosas y proteger al paciente ante agentes infecciosos. Al igual que ocurre con las higiénicas, este tipo de máscaras protegen más al resto de personas que al portador del equipo.

Este modelo ejerce de barrera entre el utilitario y la otra persona, así, si el que lleva la mascarilla estornuda o tose, los agentes infecciosos se quedan en gran medida en la máscara. A pesar de ello, estos modelos no previenen el contagio, aunque si toda la población las usara se evitaría la propagación del virus, en gran medida.

La durabilidad de estos modelos es variable, depende del fabricante; no obstante, si se humedece o ensucia lo mejor es sustituirla por otra. Como máximo, se recomienda un uso continuado de cuatro horas.

2 tipos de mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas son de dos tipos, dependiendo de la eficacia de filtración frente a las bacterias (BFE).

- Mascarilla Tipo I con capacidad de filtro mayor al 95 % (BFE ≥ 95 %)

- Mascarilla Tipo II con capacidad de filtro mayor al 98 % (BFE ≥ 98 %). El subtipo IIR resiste las salpicaduras de sustancias biológicas contaminadas por microorganismos.

Mascarillas filtrantes

Las mascarillas filtrantes o EPI son aquellas que protegen al utilitario frente a la inhalación de contaminantes o sustancias que puedan afectar a su salud. Existen varios tipos, dependiendo de su rendimiento y poder filtrante.

Este modelo preventivo sí es efectivo y garantiza la protección de la persona que lo porta frente a los demás ciudadanos. En definitiva, es la única mascarilla que garantiza una protección individual y eficaz. Las mascarillas con válvula no se recomiendan a enfermos de COVID-19 ya que el virus podría propagarse a través de ella, por ello, se recomienda el uso de EPI sin válvula.

3 tipos de mascarillas filtrantes

Las EPI filtran el aire evitando que entren sustancias tóxicas en nuestro cuerpo.

- FFP1 con filtro de partículas P1 y una eficacia del 78 %.

- FFP2 con filtro P2 y una eficacia del 92 %.

- FFP3 con filtro P3 y una eficacia del 98 %.

Los diferentes usos de las mascarillas filtrantes

Los usos de las mascarillas y su funcionalidad están definidos por el tipo de filtro que les da nombre. Así, cada uno de los modelos EPI tiene unas especificaciones de uso.

1- Mascarillas FFP1: protección frente a partículas de material inerte. No están recomendadas para sanitarios.

2- Mascarillas FFP2: protección frente a aerosoles con capacidad tóxica media.

3- Mascarillas FFP3: protección frente a aerosoles de alta toxicidad.

Tanto la FFP2 como la FFP3 son las mejores opciones para protegernos de COVID-19.

Recurrir al uso de los diferentes tipos de mascarillas no protege totalmente frente al contagio individual o colectivo de COVID-19. Debemos complementar el uso de mascarillas con el de pantallas o gafas y con la aplicación de medidas preventivas higiénicas y de distanciamiento. El mejor seguro para la salud es la información y actuar de forma responsable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here