Los remedios caseros para el dolor de garganta son mano de santo, siendo algo que hemos conocido desde que prácticamente hemos nacido. Estos remedios naturales han pasado de padres a hijos para que todos tengamos una salud de hierro y no nos paremos por un simple resfriado o dolor de garganta.

Además, son formas especialmente válidas de paliar estos dolores cuando el resfriado todavía no es grave y no hay fiebre. Todos estos remedios están elaborados con productos naturales y sus resultados están garantizados, ya que la receta ha pasado por varias generaciones y todas han pasado estos resfriados sin ningún tipo problema.

Gárgaras con limón para el dolor de garganta

Esta fórmula es un clásico de los abuelos cuando se quedan con sus nietos y es un proceso bien sencillo de realizar, ya que lo único que hay que hacer es gárgaras con una mezcla con los extractos del limón. Estos ayudan a disminuir la inflamación de la garganta y el malestar de todo el organismo.

De hecho, el limón cuenta con propiedades antiinflamatorias, de ahí que también sea recomendado para la curación de úlceras bucales. Con esta aplicación disminuiremos la sensación de malestar gracias a la sustancia denominada quercetina, la cual contribuye a combatir la inflamación y la gripe de forma natural.

Para ello, es necesario contar con 3 limones, una cebolla mediana, una cucharada de miel y un litro de agua. Para la preparación, debemos hervir agua y agregar la cebolla para que repose durante 7 minutos. Entonces agregamos el jugo de los 3 limones y la miel, siendo necesario hacer gárgaras con este líquido al menos 2 veces por día.

Chocolate con menta

La menta es un ingrediente bastante efectivo y que puede mezclarse con chocolate y otros líquidos para reducir esta sensación de malestar. De hecho, es un ingrediente que hace que las vías respiratorias se abran y contribuye a la mejora del dolor de garganta, a lo que se añade el chocolate como un producto dulce que pueda tomarse con mayor facilidad.

Té de menta con miel

Aplicado al té, volvemos a incluir la menta como un ingrediente realmente efectivo al que sumamos la miel para que tenga un sabor más dulce. La mezcla de este líquido lleva a la curación de los dolores de garganta en base a las propiedades antisépticas y analgésicas de dicha mezcla.

Para ello, son necesarios un tallo de menta, una cucharada de miel y 300 ml de agua. Después, debemos añadir las hojas del tallo en un recipiente con agua y calentarlo todo a fuego lento hasta que hierva. El siguiente paso es colar el té y añadirle la cucharada de miel para mezclarlo todo. Una vez terminada preparación, debe tomarse tibio y puede ingerirse varias veces al día hasta que el dolor vaya remitiendo.

Té de eucalipto

Otro remedio natural es el eucalipto, una planta que ha sido usada para combatir diferentes enfermedades desde hace muchos años. Las propiedades expectorantes de esta planta hacen que su mezcla en un té lleve a una fórmula ideal parar curar las dolencias de garganta. Además, es sencillo de preparar, ya que solo hacen falta unas 10 hojas de eucalipto y un litro de agua.

Una vez que tenemos los ingredientes, debemos hervir el agua, añadir las hojas de eucalipto y esperar a que la mezcla esté tibia. Entonces, debemos inhalar el vapor que emana del té, aunque es necesario cubrir la cabeza con un paño para que el vapor sea más puro. Realizar esta acción al menos dos veces al día durante 15 minutos es una perfecta opción para dejar atrás los dolores de garganta.

Jugo de naranja

Quizás menos conocido, este jugo es un perfecto remedio rico en vitamina C y que actúa como antiinflamatorio, reduciendo los síntomas de la gripe y el resfriado común. Debemos retirar las semillas de 3 naranjas y exprimir su jugo para beberlo al menos 3 veces al día.

Buena hidratación

Una fórmula distinta a la solución oral con un remedio concreto es meternos en un cuarto de baño con el vapor de la ducha. De este modo, estaremos hidratando la garganta y humedeciendo las mucosas respiratorias con el objetivo de tener una mejor inhalación, ya que en muchos casos el dolor de garganta también va acompañado del resfriado común. Así, estaríamos consiguiendo la solución a dos problemas con un mismo remedio.

Paños calientes en la garganta

Esta solución, similar a la anterior, produce una vasodilatación de toda la zona de la garganta y mejora la circulación sanguínea. Con ello, mejoramos el estado de la garganta y el dolor desaparece antes de lo pensado, de ahí que sea un recurso especialmente usado en invierno.

En resumen, estos remedios caseros se presentan como una perfecta solución para dejar atrás los molestos dolores de garganta en poco tiempo sin tener que recurrir a medicamentos de ningún tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here