Las mascarillas forman parte de nuestra nueva realidad. El distanciamiento social es una de las medidas más importantes que debemos mantener en la que es ya conocida como nueva normalidad. Un distanciamiento que se extiende de manera responsable a los próximos momentos del verano. Algunas personas pueden sentir cierta sensación de incomodidad al utilizar este producto durante las vacaciones, sin embargo, es muy importante que potenciemos este cuidado de la salud.

Es importante que compremos este producto en la farmacia. El farmacéutico, como profesional de salud, atenderá al cliente de forma personalizada en la aclaración de posibles dudas. Además, al elegir este producto en la farmacia, adquirimos esta compra en un lugar que garantiza la calidad del artículo.

Las farmacias tienen una gran importancia en ciudades y pueblos. De este modo, incluso estando en un destino de vacaciones, nos es posible encontrar un establecimiento cercano en el que realizar una compra y consultar cualquier duda al respecto.

¿Cómo usar mascarilla durante el verano?

¿Cómo utilizaremos correctamente este producto durante el verano? Para garantizar el correcto uso de esta protección es importante estar atento a distintos aspectos. En primer lugar, debe cubrirnos no solo la boca, sino también la nariz y la zona de la barbilla. Antes de colocar este producto del modo ya descrito, deben lavarse las manos. Además, también es fundamental que evitemos tocar esta superficie o el rostro en aquellos momentos en los que la utilicemos.

¿Por qué es tan importante garantizar la utilización adecuada de este medio? Porque la eficacia de esta protección depende de la correcta utilización. Por ejemplo, este producto debe ofrecernos un buen ajuste. Si no se produce de forma adecuada es posible que toquemos el tejido en varias ocasiones mientras lo llevemos puesto.

El verano anuncia la llegada de unas vacaciones muy esperadas. Tanto durante la realización de un viaje, como en el escenario habitual del entorno próximo al hogar, podemos vernos ante encuentros interpersonales. Son instantes de familia y amistad que pasarán a formar parte del recuerdo de este nuevo verano.

En esta planificación de las vacaciones también es momento de hacer recados. Por ejemplo, quizás necesitemos comprar una maleta para preparar el equipaje con todo lo necesario para el destino. Pues bien, en esta interacción social que puede producirse con los demás no debemos retirar la mascarilla al hablar con otras personas.

Es muy importante mantener la distancia de seguridad en la calle, por ello, al planificar el itinerario para disfrutar de un buen paseo, nos es posible priorizar aquellas zonas que estén más tranquilas. Y más allá de la propia expectativa, también es posible tomar decisiones de forma flexible en función de la situación del trayecto. Al salir de paseo pueden producirse algunas circunstancias en las que nos resulta difícil garantizar esta distancia en todo momento. Por ello, es muy importante utilizar este producto de forma continua y adecuada. Cuando sea un niño quien utilice la mascarilla es esencial que sea un adulto quien le acompañe en el proceso de colocación.

A veces, la falta de costumbre en el uso de este producto y las altas temperaturas propias del verano pueden producirnos una sensación de incomodidad. Sin embargo, aunque este verano está marcado por unas circunstancias diferentes, existen recomendaciones de bienestar que permanecen. Recomendaciones que también es posible poner en práctica durante las próximas semanas. Por ejemplo, en la medida de lo posible, siempre que podamos planificar la agenda de este modo, es recomendable evitar salir de casa en las horas centrales del día, aquellas en las que las temperaturas son más elevadas. Ya en la calle, en contacto con el exterior, caminaremos por aquellas zonas de sombra.

Responsabilidad individual contra el coronavirus en el verano

La falta de costumbre en el uso de este producto puede producirnos una sensación de incomodidad. Sin embargo, a lo largo del verano tendremos la posibilidad de familiarizarnos con esta rutina. El coronavirus ha producido distintos cambios en la realidad, cambios que propician, a su vez, nuevos aprendizajes. Y, en esta nueva normalidad, es muy importante que estemos conscientes de la responsabilidad individual en el cumplimiento de las medidas recomendadas. También, del valor de la responsabilidad colectiva para cuidar el bien común de personas de todas las edades.

La ilusión de las próximas vacaciones, los planes del próximo verano, se contextualizan en un momento en el que es importante que sigamos recordando los mensajes esenciales sobre el valor de mantener la distancia de seguridad, utilizar la mascarilla cuando no sea posible garantizar el mantenimiento de esta distancia y cuidar la higiene de manos para prevenir el contagio.

Por tanto, las mascarillas formarán parte de la realidad del próximo verano. Y es importante que las utilicemos de forma adecuada para garantizar su uso eficaz durante los próximos meses. Además, durante el verano, también es muy importante cuidar la hidratación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here