La menopausia y ansiedad van de la mano. En este sentido, una vez pasado el climaterio y llegado a la menopausia, comienzan una serie de cambios en tu cuerpo que crean estrés y gran ansiedad. Estos patrones se producen tanto en mujeres como en hombres (conocida en este caso como andropausia o menopausia masculina), pero existen diferencias en la forma en la que ambos sexos asumen estos cambios fisiológicos, hormonales y psicológicos.

 

¿Qué es la menopausia?

El término menopausia deriva del griego (menos “mes” y pausis “cesación”) y define el cese permanente de la menstruación resultante de la pérdida de la actividad folicular ovárica. Es un diagnóstico retrospectivo y se establece cuando se confirma que se ha estado más de un año sin la menstruación. O sea 12 meses o más de amenorrea.

Existen diversos elementos que influyen en la aparición de la menopausia, entre los que destacan los factores hereditarios, el hábito de fumar y vivir a grandes alturas.

 

Tipos de menopausia

 

Según su forma de presentación, la menopausia puede ser:

  1. Natural: la que se desarrolla de forma gradual y progresiva por el envejecimiento normal de los ovarios y se presenta alrededor de los 50 años de edad.
  2. Precoz: causada por la insuficiencia ovárica primaria en pacientes menores de 40 años de edad.
  3. Tardía: cuando aparece en mujeres mayores de 55 años.
  4. Artificial: producida por el cese de la función ovárica por cirugía cuando hay resección de los ovarios. O por mecanismos destructores de las células germinativas en el caso de la radioterapia o la quimioterapia.
  5. Andropausia o menopausia masculina: es el proceso por el cual las capacidades sexuales del hombre disminuyen con la edad, al igual que otras funciones orgánicas, como consecuencia de la reducción de los niveles de testosterona en el organismo o por un funcionamiento incorrecto de los receptores de testosterona. La menopausia es menos común en los hombres, por lo que se puede crear un cuadro de menopausia y ansiedad complejo de tratar.

 

Síntomas relacionados con la menopausia femenina y masculina

Síntomas de la menopausia femenina

  • Los sofocos y el insomnio son dos de los síntomas principales de la menopausia. Se manifiestan como una repentina sensación de calor y ansiedad, provocando un aumento del flujo sanguíneo de la piel del cuello, cara y tórax, acompañado de sudoración y palpitaciones.
  • Aumento de ira o cambios de humor repentinos.
  • Síntomas vertiginosos como mareos, sudoraciones, intolerancia al calor u oleadas de calor, palpitaciones y vértigos.
  • Cefaleas
  • Síntomas psicológicos o de la esfera emotiva como nerviosismo, irritabilidad, labilidad emocional, disminución del interés sexual, apatía, tristeza, miedo, depresión y ansiedad.
  • Síntomas genitourinarios como sequedad vaginal, dolor durante el coito, disminución del placer sexual, disuria, tenesmo vesical, incontinencia urinaria e infecciones urinarias.
  • Síntomas generales como aumento de peso corporal, cansancio, sequedad de la mucosa oral y dolores musculares.
  • Síntomas a largo plazo por la carencia de estrógenos como la fragilidad en los huesos, aplastamiento de las vértebras, aumento del riesgo cardiovascular y elevación de la presión arterial.

Síntomas de la menopausia masculina

Los síntomas de la menopausia masculina no se diferencian muchos a los de las mujeres. Hay irritabilidad, insomnio, cansancio, depresión, nerviosismo, ansiedad. Disminuye la libido o deseo sexual, también la potencia sexual y la fuerza de la eyaculación. También aparecen dolores, achaques, deterioro óseo, problemas circulatorios, cabellos secos y piel seca y arrugada, así como sudoraciones (principalmente durante la noche) y modificaciones en el apetito.

 

Tratamientos y formas de combatir la menopausia y ansiedad

En la actualidad existe una gran cantidad de opciones terapéuticas que pueden ayudar a disminuir los trastornos asociados con la menopausia y la ansiedad. Sobre estos tratamientos de la menopausia siempre es bueno que consultes a tu médico y que cuentes con un seguro médico con las coberturas adecuadas.

Dentro de las formas de combatir la menopausia y la ansiedad tenemos:

  • Tratamiento higiénico-dietético promoviendo un estilo de vida más saludable y sano. Dietas adecuadas con alimentos ricos en soja, vegetales, calcio y un aporte de vitaminas y suplementos diarios.
  • Evitar el hábito de fumar y la ingestión de bebidas alcohólicas.
  • Practicar ejercicio físico de manera regular ayuda a combatir la obesidad, la hipertensión arterial, ansiedad, depresión, afecciones cardiovasculares y dolores musculares. Se recomienda caminar y trotar no menos de 30 minutos, cinco veces por semana.
  • Tomar el sol entre 15 y 20 minutos en el horario de la mañana antes de las 9:00am, o en horario de tarde entre las 4:00 y las 6:00 pm.
  • Elevar la autoestima y acudir a terapias de grupo para afrontar los problemas de la menopausia y ansiedad de una forma más saludable.
  • Tratamiento con medicamentos: uso de terapias hormonales de reemplazo de estrógenos y progesteronas con parches, tabletas, gel, inyecciones y cremas. Uso de analgésicos para el alivio del dolor, antinflamatorios, antidepresivos y sedantes.
  • Terapias alternativas naturales y remedios caseros con fitoterapia, acupuntura, masajes, yoga y otras técnicas de relajación general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here