La esperanza de vida en España sitúa a los españoles como los segundos más longevos del mundo, con una media de edad de 83 años. Un informe reciente sobre indicadores de salud presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indica que solo Japón, con una esperanza de vida de 83,9 años, está por encima en el ranking mundial.

Tras el país nipón y el español, se sitúan Suiza, con 83 años; Italia, con 82,6, y Australia, con 82,5. Para completar la lista de los diez países cuyos ciudadanos disfrutan de una mayor esperanza de vida hay que citar a Islandia, con 82,5 años; Francia, con 82,4; Luxemburgo, con 82,4, y los países escandinavos: Noruega (82,4) y Suecia (82,3), que en el año 2000 eran los líderes del ranking mundial.   

Esperanza de vida en España de hombres y mujeres

 El detallado informe de la OCDE muestra que la esperanza media de vida en España para las mujeres sigue en segunda posición en el ranking, con una media de 85,8 años. Japón sigue en el primer puesto en esta clasificación, hasta llegar a los 87,1 años. En cuanto a los hombres, el primer país del mundo es Islandia, con 81,2 años de media, mientras que los españoles tienen que conformarse con vivir 80,1 años de media. Todo ello demuestra que la evolución de la esperanza de vida en España se salda con resultados muy positivos.

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

LO QUIERO

La esperanza de vida y los hábitos de los españoles

 ¿Por qué España ocupa un puesto tan alto en el ranking de esperanza de vida? Además de los factores genéticos, en este momento se estima que los factores ambientales y aquellos relacionados con los hábitos de vida influyen considerablemente en los años que puede llegar a vivir una persona.  

 Que nuestro país cuente con un sistema de cobertura sanitaria universal hace que la media de esperanza de vida en España sea superior a otros países desarrollados donde existen grupos de población que no pueden acceder a la sanidad, por lo que la media de años vividos desciende con respecto a las estadísticas. En cuanto a los hábitos de vida, numerosos estudios avalan que la dieta mediterránea contribuye a aminorar las enfermedades cardiovasculares y los ataques cerebrales. Una menor obesidad también aumenta la esperanza de vida, aunque se estima que en España ya hay un 21,6% de habitantes que la padecen. Por otro lado, un 39,3% alcanza el sobrepeso, y a pesar de que las autoridades sanitarias constatan que hacer ejercicio físico incrementa la esperanza de vida, los datos sobre el exceso de peso continúan aumentando.  

 Asimismo, las buenas noticias sobre la esperanza de vida en España también se ven aminoradas debido al elevado porcentaje de fumadores, el cual se sigue situando por encima de la media con respecto a los demás países de la OCDE. De esta manera, parece ser que las leyes creadas en 2006 y 2011 para reducir el tabaquismo en el país no han producido el efecto deseado.  

 En cuanto a la mortalidad infantil en España, los fallecimientos de los niños y sus madres llegan a 4,1 por cada 1.000 nacimientos. Por el contrario, países como Reino Unido, Canadá o Francia ofrecen cifras superiores. Otro dato que incide directamente en la media de esperanza de vida de un país es el número de homicidios por cada 100.000 habitantes, algo que en España ocurre en un 0,6, ocupando el puesto más bajo de la Unión Europea.

Menor esperanza de vida en los adultos mayores con sobrepeso 

 El envejecimiento de la población es una tendencia al alza en todos los países desarrollados; ahora bien, en nuestro país éste se acentúa de manera considerable. Solo Japón y Francia superan la esperanza de vida en España, una vez superados los 65 años. Una vez llegados a dicha edad, los años adicionales que se esperan vivir son 21. A nivel comparativo, se observa una menor esperanza de vida en los adultos mayores con sobrepeso. Esto se debe a las complicaciones que el sobrepeso y/o la obesidad implican, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Finalmente, el sedentarismo también se considera una de las razones principales del incremento de la masa corporal. 

 Ante estos datos, las autoridades sanitarias recomiendan a las personas mayores llevar una vida activa, empezando por realizar ejercicio físico moderado y reducir el consumo de azúcares, grasas y alimentos procesados. Para aumentar la esperanza de vida se insiste en la importancia de consumir unos 2 litros de agua al día, así como el incremento de legumbres, frutas y verduras en la dieta.  

La esperanza de vida al alza con la mejora de tratamientos para enfermedades 

 Los datos totales sobre la esperanza de vida en España se realizan teniendo en cuenta que, debido a las enfermedades, el número de años de vida restantes de un paciente aquejado de una dolencia se reduce de forma drástica. Es el caso, por ejemplo, de la esperanza de vida de los pacientes con fibrosis quística, que se estima en 40 años. Sin embargo, la mejora de los tratamientos para esta enfermedad genética hace pensar que dicha cifra aumentará sensiblemente en los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here