Esto es lo que hay que hacer en caso de desmayo

que hacer en caso de desmayo

Qué hacer cuando una persona se desmaya es una de las preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez. Tras la reacción de sobresalto inicial, conviene mantener la calma y actuar de acuerdo a unos criterios de prevención y atención que sería ideal que todos conociéramos. Este texto explica qué hacer en caso de desmayo, incluyendo un conjunto de medidas que deben tomarse en cuanto se produce.

¿Qué hacer en caso de desmayo?

Para saber lo que hay que hacer en caso de desmayo o pérdida de conocimiento, conviene entender que estos se producen por una ausencia de percusión cerebral, lo que da lugar a una hipotensión.  

La mayoría de los síncopes son de carácter vasovagal y benigno, y solo suponen un problema cuando el paciente los padece de forma habitual. En otra categoría estarían los desvanecimientos con causa cardiaca, que pueden dar lugar a muerte súbita. En cuanto a su duración, saber cuánto dura un desmayo no es fácil, aunque los de tipo vasovagal no suelen prolongarse más de 2-3 minutos.  

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

En primer lugar, si observamos que una persona a nuestro alrededor se desmaya y estamos a tiempo, debemos intentar dentro de nuestras posibilidades que no se caiga al suelo, ya que puede golpearse de forma violenta. Si ya se encuentra en el mismo, se debe verificar que mantiene tanto la respiración como el pulso, ya que de no ser así nos encontraremos ante una parada de tipo cardiorrespiratorio, que también se caracteriza por que la persona que lo sufre tiene la mirada perdida. Si nos encontramos en este segundo caso, se debe proceder a realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar con la persona en posición decúbito supino.  

Lo que hay que hacer en caso de desmayo si el paciente mantiene el pulso y se puede apreciar que respira, es dejarle tumbado en posición lateral de seguridad, ya que se impide la caída de la lengua hacia atrás y, si hay vómitos, pueden ser expulsados sin peligro. Si se comprueba que tiene algo en la boca debe retirarse. Para contribuir a que recupere el conocimiento con la llegada de riego al cerebro, se deben alzar las dos piernas juntas hasta unos 45 grados.  

En el caso de que la persona padezca la rotura de algún hueso y tengamos conocimientos para ello, cuando se recupere podremos aplicar primeros auxilios para una fractura. Si la persona que ha padecido el desvanecimiento ve asociado desmayo con una pérdida de control de esfínteres o sufre convulsiones, debe consultar con su médico.  

Qué NO hacer cuando alguien se desmaya

Tomar una decisión errónea si no sabemos cómo actuar cuando alguien se desmaya puede agravar el estado de la persona afectada, incluso dejarle secuelas de gravedad. 

Un error común es el de abandonar a la persona que se ha desmayado una vez que recupera la consciencia y dice encontrarse bien. Se debe avisar a los servicios de salud para que atiendan al afectado o trasladarle hasta el centro sanitario más próximo.  

Seguro médico Adeslas desde 14’5 €/mes

Cuando está tendido no es necesario levantarle la cabeza, como en ocasiones se cree, porque dificultaría la llegada de riego sanguíneo al cerebro. Por otra parte, cuando la persona está inconsciente nunca se le debe proporcionar agua y/o comida, ya que existe una alta probabilidad de atragantamiento y se obstruirán las vías respiratorias. Cuando una persona se desmaya y poco a poco va recuperándose, no hay que apremiarla a que se incorpore.  

Cómo afecta el calor a la salud en verano

La llegada de los meses de más calor del año tiene una influencia directa en nuestro bienestar general. Saber cómo afecta el calor a la salud en verano es clave para anticiparnos a situaciones de riesgo y actuar de forma inmediata cuando se produce una situación peligrosa.  

Cuando hablamos de personas sanas, pero que con la llegada del calor están sujetas a posibles afecciones, ponemos el foco en las insolaciones y los golpes de calor, que llegan cuando se rebasa una temperatura corporal 40,5ºC y pueden, si no se recibe atención médica inmediata, conllevar el fallecimiento. La deshidratación, por una excesiva pérdida de líquidos, así como las cefaleas y el insomnio son también comunes cuando el mercurio sube en los termómetros.  

Es necesario prestar una especial atención a la salud en verano, una época en la que hay que tomar algunas medidas como hidratarse con asiduidad, evitar los esfuerzos físicos en las horas centrales del día (ya que son las de más calor) y, si se va a permanecer en exteriores, utilizar protección solar del grado adecuado para cada tipo de piel.  

Otros consejos importantes son protegerse del sol yendo por la sombra y llevando sombreros, vestir ropa liviana y utilizar gafas de sol para proteger los ojos. En cuanto a las recomendaciones nutricionales, es aconsejable apostar por una dieta ligera que facilite la digestión, así como reducir al máximo la ingesta de bebidas carbonatadas y del alcohol, puesto que favorecen la deshidratación. 

¿Existen grupos de población de mayor riesgo?

No existen grupos de población más propensos que otros a sufrir desmayos, pero sí hay grupos de personas que, en verano, están más expuestas a los rigores del calor y a sufrir, por ello, un desvanecimiento. Las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, los bebés y los niños pequeños, así como las personas con diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares deben tener especial cuidado cuando aumentan las temperaturas.  

Un desmayo puede tener numerosas causas, por ello resulta imprescindible contar en todo momento con el respaldo de un seguro privado de salud en el que podamos confiar por completo. En iSalud es posible comparar las numerosas coberturas y precios que ofrecen las mejores compañías, para que cualquier percance de salud que suframos sea tratado por los mejores especialistas.  

También te puede interesar...

Tags:
No Comments

Post A Comment