La actividad física también es beneficiosa para los diabéticos, aunque no todos los deportes son igual de adecuados para esta patología. Antes de practicar algún tipo de ejercicio físico, es conveniente saber los beneficios que aporta a la diabetes y cuáles son los que más se recomiendan.

Beneficios de hacer ejercicio físico para las personas diabéticas

Hacer deporte siempre es beneficioso, y se recomienda a personas de todas las edades y características. Sin embargo, no todos los deportes son iguales ni adecuados para el 100 % de las personas. En el caso de la diabetes, hay ejercicios físicos que son más recomendables que otros, de los cuales hablaremos más adelante. Los beneficios de hacerlo son múltiples, ya que el primero de ellos el de la mejora de la sensibilidad a la insulina. Además, ayudará a que controlemos el peso, evitándose la obesidad.

Igualmente, el ejercicio físico libera endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad, por lo que evita el estrés, la ansiedad y la depresión, lo cual, a su vez, retrasa el envejecimiento celular. Además, en el caso de las personas que sufren diabetes, el deporte hace que las dosis de insulina por día sean mucho menores, además de poder disminuir también las dosis que se necesitan de los antidiabéticos que se toman por vía oral.

Hacer actividad física hará que la tensión arterial se mantenga, al igual que los niveles de colesterol. Del mismo modo, disminuirá las probabilidades de que suframos enfermedades cardiovasculares, como puede ser la cardiopatía coronaria. A su vez, incrementa el uso de la glucosa por parte del músculo.

¿Cuáles son los deportes más recomendados en la diabetes?

Por todas las razones que hemos dado en el apartado anterior y muchas más, sabemos que el deporte aporta numerosos beneficios. Sin embargo, que sea saludable no implica que no debamos conocer las características de cada uno y cuáles son más adecuados para cada edad o, en este caso, para cada patología. Por ello, queremos mostrar a continuación los más recomendados para la diabetes.

1. Nadar

Nadar es una actividad física de lo más completa, por eso aporta tantos beneficios. Hay muchas maneras de hacerlo según la condición física de cada persona. Por tanto, cuando no estamos preparados para una gran intensidad, hay diferentes maneras de hacer aquaerobics, siempre mejor de la mano de un instructor.

La natación ayuda a reducir el riesgo de padecer obesidad o incluso para empezar a ejercitarnos si ya la padecemos. En el caso de la diabetes, además, debemos saber que la natación incrementa la sensibilidad a la insulina, lo que a su vez genera que la glucosa disminuya más fácilmente. Además, ayuda a la circulación e incrementa la capacidad que tienen las fibras musculares de oxigenarse.

2. Correr

Correr es también un gran deporte cuando se sufre de diabetes, si bien todo tipo de ejercicios que vayamos a comenzar a realizar deben ser consultados con el médico, especialmente si tenemos una patología. Además, es mucho mejor si nos guía un profesional en nuestros inicios. Correr hará que nuestro cuerpo controle en mayor medida la glucosa, ya que disminuye la resistencia que tenemos a la insulina, a la vez que incrementa el HDL, y baja los niveles de LDL y de triglicéridos. Con este deporte, aumentará también la glucosa que nuestros músculos es capaz de captar y, a su vez, reduce nuestra presión arterial.

3. Caminar

Cuando tenemos diabetes, es importante que nos mantengamos activos. Para ello, simplemente caminar es de gran utilidad. Una opción es bajarnos unas paradas antes del autobús o tratar de usar menos el transporte para ir a sitios cercanos. El mínimo diario recomendado es de 45 minutos. La habilidad de nuestros músculos para almacenar azúcar también incrementará con tan solo caminar un poco cada día.

4. Montar en bici

Con la diabetes también es muy beneficioso montar en bici. No solo porque tiene un gran gasto calórico y ayuda a controlar nuestro peso, sino también porque es un ejercicio cardiovascular que hará que disminuya nuestro colesterol. Tiene unos beneficios similares a los que mencionábamos cuando hablábamos de correr, aunque los músculos que se entrenen sean diferentes. Dependerá del gusto de cada uno.

5. Remar

En la diabetes existe un gran nivel de glucosa, y hacer ejercicio activamente ayuda a mantenerlo mucho más estable. Para ello, remar es uno de los ejercicios más completos que podemos recomendar. En este caso, las dosis de insulina que necesitaremos también serán menores, y al igual que en el resto de actividades físicas, controlaremos más fácilmente el peso y la glucosa en sangre. Como en anteriores ejemplos, siempre recomendamos control médico y asesoramiento de un profesional.

Los diabéticos también deben hacer ejercicio físico regularmente para mantener saludable su organismo e incrementar su calidad de vida. Remar, caminar, correr, montar en bici o nadar son algunos de los más recomendados y de los que más beneficios traen, los cuales ya hemos mencionado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here