Las madres primerizas son más propensas a sufrir trastornos psicológicos, afrontando importantes síntomas obsesivo-compulsivos (TOC).

Años atrás se hablaba mucho sobre la depresión posparto, considerada como una depresión que afecta a las mujeres después del nacimiento de un hijo. Las causas principales de esta depresión son básicamente hormonales y afectan el estado anímico de la mujer, aunque existen otros factores que pueden afectar dicho estado como los cambios en el cuerpo, en las relaciones laborales y sociales, la falta de sueño, etc.

Todos sabemos que los niveles de exigencia de la sociedad actual son cada vez más altos y pueden llegar a afectar una nueva etapa de nuestra vida como puede ser la llegada de un bebé en la familia. Actualmente, las madres primerizas pueden sufrir síntomas obsesivos-compulsivos que pueden reflejarse en una constante preocupación por el bebé, la suciedad y los gérmenes en general, interfiriendo en las tareas y la convivencia del día a día.

Las principales causas de estos trastornos son provocadas por el estrés del embarazo y el periodo de posparto. Sin embargo, estos síntomas suelen ser temporales y pueden deberse a cambios hormonales o por querer cuidar en todo momento al bebé. Ahora bien, si estas exigencias interfieren en las tareas cotidianas de la madre pueden indicar un trastorno obsesivo-compulsivo.

En isalud.com te ofrecemos el seguro de salud que mejor se adapta a tus necesidades, con el prestigio y confianza de DKV Seguros, compañía líder europea en seguros.

Las madres primerizas son más propensas a sufrir trastornos psicológicos
5 (100%) 1 voto[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here