Los beneficios de la lactancia materna exclusiva

Los beneficios de la lactancia materna exclusiva. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé.

La OMS y otras organizaciones recomiendan que las mamás den el pecho de manera exclusiva hasta que los bebés cumplan los seis meses y que continúen haciéndolo, por lo menos, hasta el año de edad. Es muy importante su continuidad para que los niños disfruten de todos los beneficios que esta etapa les pueda aportar.

La leche materna es el alimento ideal para los recién nacidos porque les aporta todos los nutrientes necesarios para que los bebés puedan desarrollarse adecuadamente. Este alimento es inocuo y contiene una serie de anticuerpos que ayudan a protegerles frente a las enfermedades más comunes.

A día de hoy, casi todos conocemos los beneficios de la lactancia materna exclusiva. A corto plazo, los bebés tienen un menor riesgo de padecer diarrea, infecciones respiratorias, otitis media y síndrome de muerte súbita. A largo plazo, también tiene una serie de beneficios como una menor tendencia a la obesidad y a la diabetes, y mejores puntuaciones en las pruebas de desarrollo intelectual y motor.

Aparte de estos beneficios, investigadores de la Escuela de Medicina y la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Carolina del Norte han realizado un estudio y han descubierto que la lactancia materna exclusiva aporta otros muchos más. Ésta influye muy positivamente en la composición, diversidad y estabilidad del microbioma intestinal: la lactancia materna prepara el vientre del bebé para la introducción de los alimentos sólidos y lo protege de problemas estomacales; es decir, suaviza la transición a los alimentos sólidos.

La práctica de la lactancia exclusiva es una elección que las madres van abandonando poco a poco durante los primeros meses de vida de sus hijos. Durante los primeros 3 meses, las razones más comunes de abandono son los problemas de lactancia (mastitis, dificultad de cogerse al pecho, etc.) y la hipogalactia (cuando una mamá realmente no puede fabricar suficiente leche materna o, incluso, nada en absoluto).
Sin embargo, el factor que más influye es la duración de la baja por maternidad, ya que la vuelta al trabajo sigue siendo una de las principales trabas para continuar con la lactancia materna.

Desde isalud.com, portal líder en España asesoramiento de seguros médicos, te recomendamos contratar el mejor seguro de salud para tu bebé con el que podrás tener la tranquilidad absoluta de que tu pequeño está en las mejores manos y con el que podrás acceder a los mejores médicos y especialistas en pediatría a nivel nacional.

También te puede interesar...