¿Qué es el estrés?

El estrés en sí mismo no es algo malo. Es un conjunto de reacciones fisiológicas de nuestro cuerpo frente a un problema o situación concreta. Es una reacción normal de nuestro cuerpo y si no se da en exceso no tiene por qué ser perjudicial. De hecho, un poco de estrés y ansiedad pueden ayudarnos a superar ciertas situaciones complicadas.

No obstante, si el estimulo estresante y nuestra exposición al mismo perduran en el tiempo durante un largo periodo, podemos decir que tenemos un problema entre manos. Lo mismo ocurre cuando el problema que nos ha generado dicho estrés es tan fuerte que aún tiempo después nuestro estado de ansiedad y estrés persiste.

Formas naturales de combatir el estrés

Hay diversos remedios naturales que nos pueden ayudar a combatir el estrés de forma efectiva.

Deporte

Practicar deporte es una forma muy sana y natural de combatir el estrés y la ansiedad. Hacer ejercicio es algo recomendado para todo el mundo, pero si además sufrimos de estrés o ansiedad, realizar ejercicio físico libera endorfinas que nos ayudan a combatir dicho estado.

Meditación

La meditación es otra forma natural de paliar el estrés. En la actualidad se ha probado la efectividad de algunas de estas técnicas para combatir la ansiedad y los pensamientos estresantes.

Yoga

El yoga tiene probados beneficios físicos sobre nuestra persona, pero también se ha demostrado que ayuda a disminuir los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona que liberamos tras una situación estresante, por lo que practicar yoga es otro medio natural efectivo para combatir el estrés.

Las plantas como aliadas

Hay diversidad de plantas que pueden tomarse en infusión o tintura que ayudan a combatir el estrés y la ansiedad de forma natural.

Tila y Valeriana, las ya conocidas aliadas

Estas dos plantas son aliadas nuestras contra el estrés desde hace mucho tiempo y además son las más conocidas por el conjunto de la población.

El tilo de hecho lleva usándose de forma medicinal desde tiempos inmemoriales para calmar los nervios y combatir el insomnio.

No obstante, hay que tener siempre presente que la valeriana no puede ser combinada con la ingestión de antidepresivos o ansiolíticos. Y que su consumo no ha de ser superior a dos semanas.

Manzanilla

Esta planta es de las que puede considerarse remedio para casi todo. Con el estrés también funciona e incluso si necesitas relajar los músculos es recomendable tomar un baño con estas plantas.

Pasionaria

Esta planta actúa como ansiolítico y era ya usada por los aztecas como analgésico y sedante. Actualmente se usa para combatir estados de nerviosismo, ansiedad y depresión.

Lúpulo

Es eficaz para tratar la ansiedad y el estrés. Se caracteriza por su sabor amargo además de por facilitar la digestión.

Té de ashwagandha

Este té de origen indio está también indicado como remedio natural para combatir el estrés y la ansiedad. En la medicina india lleva empleándose desde hace varios siglos.

Cuidado con algunas plantas naturales

Si bien hay muchas plantas que ayudan a combatir los síntomas del estrés y la ansiedad, puede haber algunas contraindicadas o que resultan ser peligrosas si se abusa de ellas. Como comentábamos arriba, por ejemplo, la valeriana está contraindicada si tenemos estrés y tratamiento ya pautado con antidepresivos o ansiolíticos, pero esta no es la única planta que puede darnos problemas.

Bálsamo de limón

Si bien en cantidades moderadas puede servir como tratamiento contra el estrés y la ansiedad, el abuso del mismo puede ocasionar precisamente el efecto contrario y provocarnos un aumento de estrés.

Cuidado con las embarazadas

Las embarazadas, además por su especial estado, han de extremar las precauciones y evitar tomar infusiones de algunas de estas plantas como pueden ser la valeriana, la manzanilla o la hierba luisa.

Psicoterapia

Dentro de los remedios naturales podemos incluir la psicoterapia, ya que no hace uso alguno de fármacos ni agentes químicos, pero es un remedio notablemente efectivo para combatir el estrés.

La psicoterapia es un tratamiento cuyo objetivo está dirigido al cambio de pensamientos, conductas y sentimientos.

Muchas veces, cambiando la disposición con la que afrontamos distintas situaciones estresantes o que nos generan ansiedad, solucionamos nuestros problemas de estrés, ya que la raíz de nuestros problemas de estrés suele ser que gestionamos de forma errónea estas situaciones.

Caminar por la naturaleza

Con frecuencia, el tipo de estrés que sufrimos viene de la mano de problemas en el ámbito laboral por una carga excesiva de trabajo que muchas veces suele complicarse con problemas también en el ámbito familiar o personal. Son estas situaciones las que nos ejercen una presión prolongada en el tiempo que difícilmente podemos manejar, ocasionándonos el estrés o la ansiedad.

En estas ocasiones, simplemente necesitamos desconectar durante un tiempo y encontrarnos con nosotros mismos. Para estas situaciones, el mero hecho de dar un relajante paseo por el bosque, la montaña o la playa mientras nos olvidamos del mundanal ruido, de los teléfonos móviles y demás molestias y distracciones de nuestro día a día, puede ser más que suficiente para paliar o acabar con nuestro estrés.

Consultar con nuestro médico

Si nos preocupa el nivel de estrés que tenemos, nos impide realizar una actividad diaria normal o sentimos que a veces nos paraliza o nos puede llevar a algo más grave como una depresión, es bueno que acudamos a nuestro médico de cabecera, ya sea yendo a la consulta de nuestro seguro médico o al ambulatorio público habitual.

Son ellos los que pueden ayudarnos y derivarnos a los especialistas pertinentes en caso de ser necesario. Además, en el caso de que seamos embarazadas y lactantes, es bueno consultar con nuestro médico el uso de las diferentes plantas que queramos utilizar para paliar nuestro estrés.

Conclusión

Lo mejor para prevenir el estrés es la prevención: llevar unos hábitos de vida saludable, tomar una dieta variada y completa y practicar deporte de manera habitual al aire libre. Además, aprender a detectar a tiempo las situaciones de estrés y saber cómo manejarlas y cómo desconectar de ellas una vez haya pasado la situación estresante, es la mejor forma de prevenir la aparición del estrés crónico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here