Introducción

El estrés afecta a la digestión. Sus efectos sobre el sistema digestivo se pueden combatir con remedios naturales. Lo primero que podemos hacer es reducir el estrés digestivo con alimentos que generan glutamina y, lo segundo, hacer una terapia a base de infusiones.

Sobre todo en los cambios de estación, el cuerpo se debilita y necesita ayuda, que a veces consiste en hacer uso de nuestro seguro médico. Si la digestión es saludable, el cuerpo produce tejidos sanos, pero si es débil, se vuelve susceptible a las enfermedades.

El efecto del estrés en la digestión

La estrecha relación del sistema nervioso central y el sistema digestivo hace que se contagien el uno del otro, para bien o para mal. En situación de estrés, la sangre desaparece del abdomen y va hacia las extremidades, que se preparan para reaccionar ante el conflicto. El cuerpo se centra en la amenaza y todo esto detiene el proceso digestivo. Si la situación se alarga, el cuerpo permanece en una situación de semiemergencia que provoca una digestión ácida y pesada, gases, estreñimiento, colitis ulcerosa, alergias, dispepsia...

Cuando estamos bajo la influencia de estas emociones, comemos más deprisa y tragamos sin masticar los alimentos. Es una actitud habitual en la gente que repite pensamientos sin descanso o que es muy perfeccionista. También afecta estar enfadado, nervioso o tenso. Hay que comer masticando, saboreando, sin prisas. 

La glutamina combate el estrés y previene problemas estomacales

La glutamina es una fuente de energía para las células intestinales. Transporta el nitrógeno que necesitamos en las funciones metabólicas y evita la acumulación de grasa innecesaria que proviene de los alimentos.

• Combate el estrés.

• Combate las infecciones.

• Regenera la mucosa intestinal.

• Previene problemas estomacales.

• Evita diarreas.

Aunque el cuerpo la genera de manera natural, su demanda aumenta a consecuencia del estrés y podemos generar glutamina con remedios naturales consumiendo:

• Proteínas.

• Almendras, piñones y avellanas.

• Espinacas, perejil, rúcula.

• Dátiles, grosellas negras.

• Arroz integral y lentejas.

• Lácteos y semillas.

El poder de las hierbas, plantas y semillas en la digestión

Desde tiempos inmemoriales, se han usado las plantas para para combatir las enfermedades y aliviar las dolencias. Esta lista de propiedades nos ayuda a recuperar el poder digestivo que se vuelve débil debido al estrés y a nuestros hábitos.

• El clavo y la asafétida aumentan el poder digestivo. Disminuyen la pesadez después de las comidas y alivian de los gases producidos por una digestión débil.

• El comino, cilantro e hinojo también mejoran la digestión.

• Si en la indigestión predomina el ardor, las mejores hierbas son las amargas y cuando el poder digestivo es muy bajo son buenos el diente de león y la genciana.

• Las hierbas carminativas ayudan en la absorción de nutrientes. También la nuez moscada, el comino y el cilantro.

• Los desequilibrios provocan diarrea y la combaten las hierbas amargas y astringentes.

• El psyllium, como es un regulador del tránsito intestinal, regula la consistencia del excremento. Por eso, no es una contradicción decir que es efectivo igual en casos de diarrea que de estreñimiento.

• El regaliz y diente de león son eficaces en caso de estreñimiento.

• Cuando el poder digestivo es débil se usa el regaliz que rehidrata las membranas y aumenta la protección de las membranas intestinales.

• Una digestión lenta precisa de raíces picantes como el jengibre.

Infusiones

Las infusiones podemos obtenerlas de las flores, raíces, hojas o cortezas de las plantas. Tradicionalmente se les ha llamado medicinales por su poder al combatir diferentes afecciones. Son remedios naturales de la medicina tradicional que han sobrevivido a lo largo de los años. Tras largos periodos de hábitos inapropiados, la terapia a base de infusiones es un apoyo.

• Infusión de semillas de cilantro

Sus propiedades: es útil contra los gases, indigestión o náuseas. Actúa contra el mal aliento y es antiinflamatoria y bactericida. Sus efectos sedantes combaten la ansiedad y el insomnio.

Infusionar: 1 cucharada de semillas secas y enteras de cilantro con 1 taza de agua. Llevar juntos a ebullición. Colar y servir.

• Infusión de nuez moscada

Sus propiedades: es una especia que se suele usar para aromatizar los tés y la leche. Es útil contra los gases, la diarrea, el dolor de abdomen y las enfermedades del hígado. También tiene propiedades relajantes.

Infusionar: media nuez moscada con 1 litro de agua. Dejar hervir el agua y retirar del fuego para agregar la nuez moscada. Dejar infusionar unos momentos. Colar y servir.

• Infusión de sábila (aloe vera)

Sus propiedades: es un tónico para el hígado, vesícula biliar y estómago porque purifica la sangre. Combate las inflamaciones y es útil en caso de úlceras o colitis.

Infusionar: hay que elegir una planta de más de 2 años. Utilizar la hoja que esté seca (son las que se ven más amarillentas) y sacar el gel del interior. Llevar 1 taza de agua a ebullición y entonces se vierte el gel y se mezcla un poco. Colar y servir.

• Infusión de agracejo

Sus propiedades: tonifica el hígado. Favorece la digestión porque estimula la secreción de saliva, secreciones biliares y jugos gástricos. Tiene un efecto purgante.

Infusionar: primero poner a calentar el agua, cuando esté a punto de hervir hay que bajar la temperatura y, entonces, añadir una cucharadita de la corteza de té de agracejo por cada taza de agua. Luego mantener a fuego lento por 15 minutos y dejar reposar unos minutos. Colar y servir.

• Infusión de diente de león

Sus propiedades: descongestiona el hígado, por lo que ayuda en la digestión. Tiene efectos desintoxicantes.

Infusionar: 2 cucharadas soperas de raíces de la planta para 1 litro de agua. Llevar juntos a ebullición. Colar y servir.

• Infusión de psyllium o zaragatona

Sus propiedades: limpia el colon, combate el estreñimiento y ayuda en la pérdida de peso.

Infusionar: 1 cucharada de semillas de zaragatona para 1 taza de agua. Hervir el agua y dejar infusionar las semillas durante unos minutos. Colar y servir.

Conclusión

A veces, a pesar de nuestros esfuerzos por conseguir la digestión adecuada, para prevenir posibles enfermedades, la vida nos presenta retos. Con los remedios naturales adecuados, podemos mejorar fácilmente nuestra digestión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here