Introducción

Hoy en día, practicar ejercicio físico se ha vuelto más una moda o un estilo de vida que una necesidad para mantener la salud. Los gimnasios han sustituido poco a poco a los hábitos de salir a caminar solo o en compañía para disfrutar del paisaje y mejorar la salud.

En este artículo, te presentamos 7 motivos por los que no deberías abandonar esta práctica, sin perjuicio de que puedas realizar también cualquier otra actividad física.

 7 razones para salir a caminar

El clima tan fantástico que tenemos en España nos permite mantener durante gran parte del año una serie de rutinas físicas al aire libre. Pero salir a dar un paseo ya no es un hábito entre la población de mediana edad y ha pasado a un plano secundario.

En cambio, el fitness es, actualmente, la actividad física que más se practica en toda Europa y sobre todo en España, que es uno de los líderes del sector. Pero ¿por qué no deberíamos perder la rutina de caminar?

1. Aumenta la liberación de serotonina

La serotonina es un neurotransmisor imprescindible que se encarga de regular las emociones, el estado de ánimo, la conducta social y algunas funciones fisiológicas como la contracción muscular, la alimentación o el sueño. Reduce el riesgo de demencia y depresión. Su déficit se relaciona con trastornos mentales como la depresión u otros trastornos relacionados con la conducta alimentaria.

Caminar es el mejor antidepresivo, porque mejora el estado de ánimo e incrementa las endorfinas en sangre, por lo que se reduce la ansiedad y el estrés. Como actividad social, la podemos practicar en compañía de familiares, vecinos o amigos, por lo que nunca estaremos solos.

Salir a pasear y exponernos a la luz solar no solo aumenta la producción de serotonina, sino que conlleva un menor deterioro cognitivo y un mejor estado de ánimo.

2. Reduce la tensión arterial

Como es una actividad aeróbica, se convierte en un hábito perfecto para mantener la tensión arterial dentro de los parámetros saludables. El seguro médico sitúa a esta actividad como una de las más indicadas para su control. De hecho, en un estudio de 2013, se observó una reducción significativa de la tensión arterial en adolescentes, niños y adultos tras una sesión aeróbica de una hora.

La Fundación Española del Corazón señala esta actividad como una de las más importantes para el control de la tensión arterial. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda practicar 150 minutos semanales repartidos en sesiones que no sean inferiores a 10 minutos.

3. Favorece la síntesis de vitamina D

Uno de los grandes motivos por los que hay que salir a caminar a diario es porque ayuda a aumentar la densidad ósea y a fortalecer los huesos. Por lo tanto, estaremos contribuyendo a prevenir enfermedades como la osteoporosis. Esto es posible gracias a esta vitamina, que se encarga de mantener la salud cerebral, ósea e inmunitaria. La principal fuente de vitamina D es la piel, y al estar en contacto con los rayos solares transforma en ella el 7-dehidrocolesterol.

Caminar bajo la luz solar aumentará todos los beneficios que produce la vitamina D en nuestro cuerpo, reducirá la probabilidad de padecer artritis y mejorará la salud de las articulaciones. Lo ideal es exponer durante 30 minutos el 10 % de nuestro cuerpo al sol.

4. Salir a caminar nos ayuda a disminuir los triglicéridos y el colesterol

Cuando salimos a caminar, estamos realizando una actividad física que es perfecta para quemar la tan odiada grasa corporal. Para ello, hemos de mantener una frecuencia cardíaca en torno al 65 % de la frecuencia máxima, que será diferente para hombres y mujeres.

Con las caminatas a buen ritmo, estamos garantizando que la grasa corporal sea el combustible energético y, si lo comparamos con otras actividades cardiovasculares, preservamos la masa muscular. Por todo ello, al salir a caminar estamos contribuyendo a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol al tiempo que aumentamos la proporción de lipoproteínas HDL (grasas buenas) sobre LDL (grasas malas)

Además de esto, gracias al efecto que tiene sobre la pérdida de peso, estaremos mejorando la acción de los principios activos de los fármacos que tomamos con el objetivo de reducir el exceso de colesterol. En definitiva, todo el conjunto reducirá el riesgo de sufrir enfermedades de tipo isquémico.

5. Mejora la salud de los vasos sanguíneos y del corazón

Una actividad física moderada, como es caminar, mejora la capacidad de contracción del corazón. Así, facilitamos su trabajo y hacemos que perdure en buen estado durante más tiempo.

Por otro lado, hay que tener en cuenta su efecto vasodilatador. Al caminar, se favorece la circulación sanguínea y se minimiza el riesgo de colapso circulatorio. Esto hace que la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, como un ictus o un infarto de miocardio, sea menor.

Por último, el Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre de Estados Unidos indica que, para poder aprovechar al máximo todos los beneficios que representa para la salud salir a caminar, se debe practicar de forma regular.

6. Ayuda a mantener la glucemia estable

Al caminar, estamos aumentando el gasto energético y la sensibilidad a la insulina durante los dos días siguientes a la actividad física. Por lo tanto, se puede afirmar que caminar ayuda a mantener estables los niveles de glucosa.

Esto es muy interesante, sobre todo para prevenir y controlar la diabetes mellitus tipo 2.

7. Mejora la adherencia a la actividad física

Salir a caminar no es solo una actividad física con todos los beneficios que estamos explicando, sino que, además, no precisa que tengamos una excelente condición física, se puede realizar a cualquier hora, en cualquier lugar y es totalmente gratuita.

Esto va a favorecer tu compromiso con este tipo de actividad. Asimismo, como podemos practicarlo con cualquier persona de nuestro entorno, aumenta más la adherencia a este magnífico hábito.

Conclusión

Salir a caminar nos permite tener un estilo de vida activo y que está al alcance de todos. Por ello, te animamos a que practiques esta actividad y adquieras una rutina que te beneficiará a corto y largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here