La salud visual de los niños. El inicio del curso escolar es un buen momento para llevar a tus hijos al oftalmólogo y, así, prevenir futuros problemas en su vista.

Los ojos son vitales en cualquier edad, pero, sin duda, en la infancia muchísimo más. Las revisiones oculares en los niños tienen una enorme importancia para su salud. Hasta los 8 años de edad es muy importante realizar exploraciones oftalmológicas completas una vez al año.

Las revisiones sirven para detectar problemas visuales, son la clave de la prevención. Las patologías que se pueden detectar son defectos de refracción como la hipermetropía, miopía o astigmatismo, anomalías estructurales oculares como coma congénito, catarata congénita, estrabismo, etc. Estas patologías pueden constituir causas que van a generar un retraso en la maduración visual (ambliopía u ojo perezoso). El ojo perezoso afecta al 4% de los niños en edad escolar.

Los signos y síntomas que revelan que un niño puede tener problemas con su vista son:
- Tener la pupila de color blanco
- Sensibilidad a la luz
- Desviar o guiñar el ojo
- Irritación ocular
- Lagrimeo
- Incapacidad para leer la pizarra
- Bajo rendimiento escolar
- Dolor de cabeza al salir del colegio

Los médicos y especialistas en oftalmología destacan la importancia del diagnóstico precoz para que el tratamiento sea más eficaz. A partir de los 9 años, las revisiones tienen que ser bianuales hasta que cumplan los 18 años.

Desde isalud.com sabemos lo importante que es la salud ocular para el buen aprendizaje de tus hijos; en muchas ocasiones, el bajo rendimiento escolar es debido a problemas visuales. Para que tus hijos empiecen con buen pie el colegio, contrata ya el seguro de salud que mejor se adapta a las necesidades de tu familia, con el prestigio y confianza de DKV Seguros, compañía líder europea en seguros.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here