Introducción

La vida en las ciudades suele resultar complicada y veces se nos puede hacer muy difícil establecer una rutina de ejercicios. Además, las comodidades nos eximen de una gran cantidad de oportunidades para la actividad física. Los ascensores, los coches, los medios de transporte públicos, los electrodomésticos y especialmente Internet nos ahorran tiempo y energía, pero también nos restan actividad física.

El trabajo de oficina es otro factor muy importante para favorecer la inactividad. Las personas sedentarias pasamos muchas horas cada día frente al ordenador, con lo que no nos ejercitamos y tampoco descansamos. Por ello, resulta necesario introducir algunas modificaciones en nuestras rutinas cotidianas que nos permitan estar en movimiento y mejorar así la salud.

Más actividad para las personas sedentarias

Sin alterar sustancialmente nuestro día a día, podemos hacer mucho por aumentar nuestro nivel de actividad y dejar atrás el sedentarismo. Se trata simplemente de modificar algunos hábitos e iniciar algunas rutinas. Para que esto se pueda materializar de manera sostenida y con la frecuencia necesaria, es decir, unas 5 veces por semana, debe tratarse de actividades gratas.

1. Caminar

Dar una caminata vigorosa para ir y venir del trabajo o para hacer el mercado nos ayuda a practicar este ejercicio. Otra manera de conseguirlo es aparcar el coche lejos del lugar de destino o bajarse del transporte público algunas paradas antes.

Esta actividad es sumamente beneficiosa y fortalece varios grupos musculares, como los de las piernas, la espalda y al abdomen. Mejora la función respiratoria y cardiovascular y constituye un excelente estímulo mental. A su vez, previene las varices y el estreñimiento. Lo ideal es hacerlo durante una hora al día y si es en compañía, mejor aún.

También puede ser una buena idea no usar los autoservicios en bancos, los expendios de comida rápida o las tintorerías. Es mejor aparcar el coche a una distancia larga y acceder al establecimiento.

2. Usar la bicicleta

Para una distancia que no sea factible cubrir caminando, es muy conveniente utilizar la bicicleta. Además de ser el medio de transporte más eficiente, es ecológico, puesto que no contamina. Hacerlo con frecuencia nos permite ejercitar el corazón y las piernas a nuestro ritmo, sin forzarnos. Puede ser práctico usarla en lugar del coche para, por ejemplo, hacer alguna gestión.

3. Prescindir del ascensor

Desplazar nuestro propio peso en sentido vertical con un cierto ritmo es excelente para fortalecer la función cardíaca. Resulta conveniente empezar por uno o dos tramos de escalones y después aumentar progresivamente. Hacer esto varias veces al día, tanto en casa como en la oficina y con regularidad, suma muchas horas de ejercicio al final del mes. Se queman aproximadamente 4 calorías con cada 10 escalones.

4. En la oficina

Estar sentado muchas horas todos los días durante años es extremadamente perjudicial, por lo que hay que hacer una pausa cada dos o tres horas de trabajo. Se puede salir unos 5 minutos a caminar en las cercanías, llevar documentos hasta otro departamento tomando el camino más largo o ir al servicio que está más alejado.

También es útil acudir a hablar cara a cara acerca de los temas de trabajo con los compañeros. Para llevarlo a cabo se les puede visitar en lugar de hablar por teléfono o comunicarse por correo electrónico. Para el horario de la comida se puede organizar un grupo para hacer alguna actividad como ir a la plaza o caminar en una zona comercial.

5. Bailar

El baile es un gran tónico para todo el cuerpo, un buen ejercicio aeróbico y vigoriza el estado de ánimo. Puede hacerse en casa, poniendo alguna música con mucho ritmo. Puede ser en solitario, pero resulta más satisfactorio si se incorpora el grupo familiar o se hace en pareja.

6. Labores domésticas

En casa tenemos muchos electrodomésticos que nos ahorran trabajo, pero si queremos tener más actividad podemos barrer y cepillar los muebles en vez de pasar la aspiradora, lavar algo de ropa a mano, fregar los cacharros en lugar de poner el lavavajillas y cocinar prescindiendo de picadoras o batidoras.

7. Hacer reparaciones 

En una casa siempre hay trabajo y esta circunstancia es una fuente de actividad física. Aplicar una mano de pintura a las paredes o a las puertas, arreglar los tomacorrientes o las persianas, cambiar alguna cerradura o hacer una instalación eléctrica nos mantendrá en movimiento.

8. Dar mantenimiento al coche

En lugar de llevarlo a un túnel de lavado podemos trabajar en el coche si en casa tenemos espacio disponible. Limpiar las lunas, los parabrisas, las alfombras y la carrocería es un ejercicio que nos demanda gran energía cuando se hace a mano. Podemos aplicar un abrillantador o cera y pulirlo para completar el ejercicio.

9. Ocuparse más de la mascota

Los que tienen perro suelen llevarlo a la peluquería para que le den un baño, pero esto es algo que puede hacerse en casa. Por otra parte, esta mascota puede ser un excelente compañero para salir a caminar o jugar con la pelota en un parque.

10. Trabajar en el jardín

Si contamos con este espacio podemos usar la cortadora de césped, podar los arbustos, aplicar algún producto para las malezas y rastrillar las hojas. También es un buen ejercicio trasplantar, abonar y regar las plantas. Todas son actividades que nos obligan a caminar, movernos y a llevar algún peso, sin olvidar que será gratificante observar los resultados.

Conclusión

La vida moderna y sus comodidades nos llevan a ser muy sedentarios. A largo plazo, esta situación perjudica nuestra salud. En este contexto, resulta prioritario incorporar más actividad física a nuestro día a día.

Para lograrlo contamos con muchas oportunidades tanto en casa como en el trabajo y en el resto de nuestras rutinas como ir de compras o hacer gestiones. Es cuestión de modificar ligeramente la forma de hacer las cosas y de desenvolverse de modo más activo en lo cotidiano.

Un seguro de salud es un recurso muy necesario. Sin embargo, hacer algo de ejercicio para prevenir las enfermedades y su tratamiento es la mejor manera de mantenerse saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here